Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

REJUVENECIMIENTO VAGINAL

Cirugía de estiramiento vaginal (vaginoplastia)

¿QUIÉN PUEDE REALIZARSE UNA CIRUGÍA DE APRIETE VAGINAL?

La cirugía de ajuste vaginal es un procedimiento quirúrgico que generalmente realizamos en los casos en que se produce un agrandamiento vaginal debido al nacimiento, el envejecimiento u otros motivos. Esta cirugía tiene como objetivo estrechar la vagina, darle una estructura más estrecha y aportar mejoras tanto estéticas como funcionales. Este procedimiento, también conocido como vaginoplastia, ayuda a restaurar la vagina a un estado más joven y firme.

TÉCNICA DE CIRUGÍA DE APRIETE DE VAGINA

La cirugía de ajuste vaginal se realiza básicamente mediante dos métodos: colporrafia posterior y colporrafia anterior. Mientras que la colporrafia posterior se utiliza para unir los tejidos de la pared posterior de la vagina, la colporrafia anterior se aplica cuando es necesario estrechar la pared anterior. Estas técnicas se derivan de los términos «colpos» (vagina) y «rafia» (coser) y se refieren al estrechamiento de las paredes posterior (posterior) y frontal (anterior) de la vagina, respectivamente.

Las preparaciones preoperatorias son similares a la cirugía de labioplastia. El paciente llega al hospital hambriento y sediento el día de la cirugía y es anestesiado antes de comenzar los procedimientos. La cirugía suele durar entre 30 y 40 minutos y no se espera que los pacientes sientan dolor. Es posible escuchar música relajante durante el procedimiento.

La cirugía de ajuste vaginal se realiza principalmente en la pared posterior y el estrechamiento se logra eliminando y tensando el tejido entre los períodos de tiempo especificados. Si la vagina está excesivamente agrandada y hay problemas adicionales como la flacidez de la vejiga, también se puede aplicar el método de colporrafia anterior. Se subraya que para que la cirugía sea exitosa, toda la vagina debe estrecharse de manera adecuada y uniforme. Después de la cirugía, se coloca un tampón en la vagina para prevenir sangrado o hematoma, y ​​las pacientes pueden ponerse de pie una vez que desaparecen los efectos de la anestesia espinal.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA DE APRIETE VAGINAL

Los puntos posoperatorios se encuentran dentro de la vagina y estos puntos se disuelven solos, por lo que no es necesario quitarlos. Mientras el paciente reposa en casa después de la cirugía, toma antibióticos para prevenir infecciones y analgésicos para posibles dolores. Además, se utiliza batikon para vestir los puntos en el exterior.

La primera relación sexual después de la cirugía a veces puede resultar difícil y esto mejorará con el tiempo. Unas gotas de sangrado son normales durante la primera relación sexual y, con el tiempo, estas dificultades disminuyen a medida que la vagina se adapta al pene.

La cirugía de ajuste vaginal es una cirugía ambulatoria. Podemos dar de alta a los pacientes el día de la cirugía si así lo desean. Recibimos a nuestros pacientes que vienen del extranjero en el hospital durante 1 noche después de la cirugía. Entonces podrán regresar a su país.