Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

O-TIRO

O-Shot (disparo de orgasmo)

O-Shot (Orgasm Shot) es un método de tratamiento innovador desarrollado para mejorar la salud sexual y la calidad de vida de las mujeres. Este tratamiento tiene como objetivo mejorar las funciones sexuales y la capacidad de orgasmo de la mujer mediante el uso de la tecnología de Plasma Rico en Plaquetas (PRP).

¿Qué es O-Shot?

El PRP es un plasma obtenido de la propia sangre de la persona y que contiene altas concentraciones de factores de crecimiento. Cuando este plasma se inyecta en la zona vaginal y el clítoris, puede aumentar la sensibilidad sexual a través de efectos como la regeneración de tejidos y el aumento del flujo sanguíneo, lo que puede conducir a mejoras significativas en la calidad del orgasmo.

Base científica y método de aplicación del tratamiento.

La terapia O-Shot tiene como objetivo mejorar la salud sexual femenina mediante el uso de los mecanismos curativos naturales del cuerpo. Con el método del Plasma Rico en Plaquetas (PRP), se inyecta plasma enriquecido obtenido de la propia sangre de la persona en la zona vaginal y el clítoris para aumentar las funciones sexuales y la sensibilidad. El PRP contiene altas concentraciones de factores de crecimiento y células curativas. Estos factores favorecen la regeneración de los tejidos, apoyan la formación de nuevos vasos sanguíneos y así aumentan el flujo sanguíneo y la sensibilidad en la zona.

¿Quién puede recibir O-Shot?

El tratamiento O-Shot está recomendado para mujeres que experimentan una disminución de sus funciones sexuales, especialmente durante periodos como el posparto o la menopausia, sienten dolor durante las relaciones sexuales o tienen dificultad para alcanzar el orgasmo. Este tratamiento también puede ayudar a tratar ciertos problemas de salud, como la sequedad vaginal y la incontinencia urinaria. Los efectos potenciales del tratamiento incluyen un aumento del deseo sexual, una mejora en la frecuencia e intensidad del orgasmo, mayor placer y comodidad durante las relaciones sexuales, así como una mejora general. en la salud vaginal. El O-Shot tiene el potencial de mejorar la calidad de vida general de las mujeres al hacer que su vida sexual sea más satisfactoria. Debido a que este tratamiento es un procedimiento mínimamente invasivo, el tiempo de recuperación posterior al tratamiento suele ser muy corto y es poco probable que se produzcan efectos secundarios graves.

Detalles técnicos de O-Shot (disparo de orgasmo)

El tratamiento comienza con la toma de una pequeña muestra de sangre del paciente. Esta sangre pasa a través de un proceso de centrífuga especial para separar el plasma y preparar PRP. Luego, el PRP preparado se inyecta en el área del clítoris y en la pared frontal de la vagina para aumentar la sensibilidad, especialmente alrededor del punto G. Este procedimiento generalmente se realiza con anestesia local y el procedimiento no dura más de unos minutos.

Beneficios del O-Shot

  • Efectos positivos sobre la vida sexual, la calidad del orgasmo y el placer sexual:
    Un marcado aumento en la frecuencia e intensidad del orgasmo.
    Mayor sensibilidad y un mayor nivel de placer durante las relaciones sexuales.
    Reducción del dolor durante las relaciones sexuales y aumento del deseo sexual.
    Beneficios potenciales sobre la salud vaginal y el bienestar general:
    Mejora de problemas como la sequedad vaginal y la incontinencia urinaria.
    Renovación de los tejidos vaginales durante periodos como el posparto y la menopausia.
    Mejora de la salud vaginal general y mejor función sexual.

Procesos de seguimiento y cuidados posteriores a la inyección

  • Después del tratamiento, los pacientes normalmente pueden volver a sus actividades normales inmediatamente. Sin embargo, le recomendamos que evite la actividad sexual durante las primeras 24 horas después del tratamiento.
    Es importante estar bajo control para observar el efecto del tratamiento y planificar sesiones adicionales si es necesario.

Posibles efectos secundarios y su manejo

  • Debido a que el tratamiento con O-Shot es un procedimiento mínimamente invasivo, los efectos secundarios suelen ser leves y temporales. Puede haber ligeros hematomas, hinchazón o dolor en el lugar de la inyección, pero estos desaparecerán por sí solos en unos pocos días.
    En raras ocasiones, pueden producirse reacciones alérgicas graves.